Diagnóstico

Fuente:

Se estima que en Chile cerca de 5 millones de personas sufren de dolor crónico, es decir,  3 de cada 10 chilenos. Estas cifras hablan que es más común de lo pensado.

Sin embargo, respecto a su diagnóstico, no existe un criterio médico único. En este sentido, se debe entender que el dolor crónico es una enfermedad en sí misma y no un síntoma.

En general, los pacientes tardan mucho tiempo en llegar a un especialista adecuado que pueda diagnosticar e iniciar el tratamiento correspondiente.

En este sentido, las unidades de dolor juegan un rol en el tratamiento integral del paciente.

Compartir:

¿Qué son las unidades de dolor?

Fuente:

Las unidades de dolor se definen como una organización de profesionales de la salud que ofrece asistencia multidisciplinar, que cumple con los requisitos funcionales, estructurales y organizativos que garantizan condiciones de seguridad, calidad y eficiencia adecuadas para atender al paciente con dolor crónico que requiera asistencia especializada.

El abordaje del dolor crónico deber ser multidisciplinar, puesto que sólo los programas integrales han demostrado su eficacia y costo-efectividad.

En esta tarea intervienen otros especialistas como son los neurocirujanos, traumatólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas, reumatólogos, oncólogos, psicólogos, psiquiatras o médicos de atención primaria. En definitiva, se recurre a cualquier especialidad que pueda aportar conocimientos y terapias que contribuyan al alivio del dolor.

Desde la Unidad del dolor se elaboran planes de tratamiento integral con el que poder recuperar en la medida de lo posible el bienestar físico y emocional del paciente. Se trata de recuperar al máximo la calidad de vida hasta alcanzar el estado previo al padecimiento del dolor, es decir, “una vida sin dolor”.

Compartir:

Tratamiento

Fuente:

Después de estudiar y evaluar tu caso, tu médico te propondrán un tratamiento adecuado para aliviar tus molestias.

Los tratamientos más habituales que los médicos pueden proponerte son, entre otras…

  • Tratamientos farmacológicos:  existen distintos tratamientos de este tipo y será tu médico quien debe indicar el más adecuado para ti.
  • Tu médico también puede proponerte la realización de algún  procedimiento quirúrgico o técnica contra el dolor

Tu médico puede coordinar el trabajo de otras especialidades médicas buscando abordar tu dolor de manera completa. En tu tratamiento podrán intervenir otros médicosespecialistas en rehabilitación, psiquiatras o psicólogos, neurocirujanos, neurólogos, traumatólogos, endocrinólogos, fisioterapeutas…

Es probable  que  te recomienden estilos de vida más saludables, pautas para que incrementes tu actividad física diaria, indicaciones para mejorar tu higiene postural, pérdida de peso (adelgazar), técnicas de relajación y de reducción del estrés…

No hay dos pacientes iguales. Tus médicos te recomendarán unos tratamientos u otros en función de tu diagnóstico, estado físico, evolución.

Incluso te pueden “recetar links” de páginas web como la nuestra que te ayudarán a que conozcas mejor tu enfermedad o contactos en asociaciones y escuelas de pacientes con dolor crónico.

Compartir:

Unidades del dolor en Chile